¿Beneficio de la duda o Voto de Confianza?

¿Beneficio de la duda o Voto de Confianza?

E

n algun momento de mi vida —siendo docente universitaria— tuve la oportunidad de compartir con jóvenes del último año de su carrera, con muchos sueños personales. El primer día de clases, les dije que esto era como una cuenta bancaria, que desde ese momento yo les había hecho un depósito a cada uno de 100 dólares, en honor a su “excelencia”, que de ellos —como equipo— iba a depender el conservar ese monto de dinero.

En aquel momento, hice lo que me hubiera gustado a mí que hicieran mis docentes, les dí un “voto de confianza”. No les conocía, no sabía nada de ellos, no podía emitir juicios sobre su desempeño como alumnos, pero sí podía (por pura decisión y sentido común), pensar que si estaban en quinto año de su carrera, era porque tenían calidad y disciplina, no por un acto de suerte.

En efecto, ese acto desinteresado, hizo que los más inquietos participaran asertivamente, que los menos aplicados se pusieran las pilas y que los amantes del estudio se solidarizaran con los que tenían mayores dificultades con la academia. Si una extraña en ese momento, había creído en ellos, como ellos —que llevaban años compartiendo—, no iban a creer en sí mismos. Leer Mas…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *