¿Me independizo? o ¡aún no!

¿Me independizo? o ¡aún no!

Q

ué miedo me daba pensar en dejar la casa de mis padres, toda mi adolescencia pasé deseando ser “independiente”, es decir, tener un trabajo, una cuenta de ahorros con mucho dinero, un auto, una casa, estar “bien” casada (el bien representa estar en una relación sana y amorosa), con hijos, tener un máster y mucho éxito profesional. Eso para mí, hace 18 años atrás, representaba ser “independiente”.

Véase bien por favor, relea si es necesario el primer párrafo, encontró usted por algún lado la independencia mental, emocional o sentimental… ja ja ja ¡si la encuentra, me avisa! Yo en ese entonces, no conocía de estos hermosos conceptos que han formado un mejor estilo de vida, lo cual puede hacerle pensar que las decisiones no fueran las más acertadas y que me salté varias etapas en el proceso de crecimiento, que he tenido que ir solventando en mi etapa de “joven adulta”. Leer Mas…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *