Responsabilidad Social “Individual”

Imagen referencial /Internet

E

esoy segura que has escuchado el término “responsabilidad social” pero acompañado de palabras como “corporativa”, “empresarial” u “organizacional”. Éste tema siempre es visto y abordado desde el punto de vista de la organización, no desde el ser humano, incluso sus métricas e indicadores van dirigidos hacia los efectos, internos y externos, que provoca la empresa en la sociedad.

Desde el año 2005, Nicaragua cuenta con una organización sin fines de lucro que promueve la Responsabilidad Social, como un nuevo modelo de negocio, me refiero a la “Unión Nicaragüense para la Responsabilidad Social Empresarial” (uniRSE). De manera curiosa, entre sus miembros, no solo tiene personas jurídicas (empresas), sino también personas naturales (individuos), quienes pagan su afiliación y participan de manera activa en esta iniciativa de país representada por el Dr. Matthias Dietrich.

En  2013, cursando el máster en Responsabilidad Social Empresarial con enfoque en Derechos Humanos promovido por el Reino de los Países Bajos en alianza con la UAM e ICCO Cooperación, entendí que sería una experiencia que me cambiaría la vida, compartí por más de 10 meses con personas extraordinarias, líderes en la materia, con más experiencia que Yo, lo cual me encantaba porque estaba segura que aprendería muchísimo de ellos… y así fue.

No solo fue la teoría aprendida, sino el “plus” que cada uno de mis “compañeritos(as)” aportaba en mi aprendizaje; es decir, aplicaban su expertís profesional, a través de ejemplos sobre cada concepto dictado por los docentes en clases. Lo que me permitió abrir los ojos, darme cuenta que las estrategias a planificar deben ir de la mano del núcleo del negocio, la naturaleza comercial de tu empresa definirá las prioridades a atender en tema de RS. Los programas de RS en tu empresa deberán ir enfocados hacia el valor agregado que tu negocio puede generar en su entorno social.

No necesitamos inventarnos las áreas a atender o el plan estratégico quinquenal a desarrollar, existe una Norma Internacional sobre RS, la ISO 26,000, que brinda una guía de cómo se puede implementar la Responsabilidad Social en los diversos tipos de organizaciones de manera multidisciplinaria. Facilita 7 materias fundamentales: Gobernanza, Derechos Humanos, Prácticas Laborales, Medio Ambiente, Participación activa y desarrollo de la comunidad, Asuntos de consumidores y Prácticas justas de operación, que nos brindan ideas para impulsar mejores prácticas en el negocios y promover un crecimiento sostenible en el tiempo.

Sin embargo, todas estas herramientas y metodologías toman importancia cuando hay seres humanos empoderados y con el conocimiento suficiente para darles vida y adaptarlas a la naturaleza de la empresa a la que se acompañe en ese proceso de implementación de la RS. Todo depende de los seres humanos que lideran la estrategia, las autoridades y tomadores de decisiones, quienes necesitan estar comprometidas con la visión de RS de la organización. Y la capacidad de esos líderes de motivar y llenar de energía a los equipos de trabajo y colaboradores involucrados en las estrategias a desarrollar.

La experiencia me ha hecho interiorizar que si queremos gestionar organizaciones del sector público, civil o privado bajo el nuevo modelo de negocio de la RS, debemos iniciar con implementar la responsabilidad social en nuestras propias vidas, día a día, sensibilizando a nuestras familias, amigos y colegas de trabajo sobre su importancia.

Sí, puede leerse algo soñador, pero así se inician los grandes éxitos, con pequeñas ideas soñadoras que se llevan a la acción, esta iniciativa es vivo ejemplo de la responsabilidad social individual.  Los seres humanos necesitamos motivación, estímulos, empoderamiento para enfocarnos en nuestros propósitos. Y si te dijeran que vos podés lograr más de lo que ya tenés y ser más feliz de lo que ya sos, solo con un cambio de actitud, transformando tus pensamientos y siendo socialmente responsable… ¿Asumirías el reto?

¿Qué tal si iniciamos a implementar la responsabilidad social en nuestras vidas? Aplicando sus principios, implementándolos para que nos edifiquen en los futuros agentes de cambio, permitiéndonos ser intencionales y generando valor agregado a nuestro entorno, de acuerdo a las primicias que nos brinda la ISO 26,000 con sus materias fundamentales.

Estoy convencida que la responsabilidad social es un modelo de gestión que se puede convertir en un nuevo estilo de vida.

¿Estás listo(a) para gestionar tu cambio?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *