¡Vamos, no te dejés engañar!

¡Vamos, no te dejés engañar!

D

esde que empezó el año estas proyectando tus metas, esos deseos mas íntimos, los anhelos de tu corazón: perder las últimas 15 libras y lograr el cuerpo fit antes de las vacaciones, encontrar la fuente de inspiración y mejorar el rendimiento en tu trabajo, monetarizar una idea innovadora, activar tu negocio personal, encontrar un(a) novio(a) o por fin lograr salir de esa relación enfermiza con tu ex… yo sé que puedo seguir alimentando esa lista de los compromisos que asumiste el 31 de diciembre del 2016. Pero, ya estamos en Abril… y vos no has podido lograr lo que te has propuesto. Y estoy segura que no es por no querer, o por desmotivación, has hecho lo que ha estado a tu alcance, haz dado lo mejor de Vos Mismo(a)! Pero aún así… no hemos llegado a la meta!

Relaaax… la vida no es una carrera de velocidades, sino más bien una carrera de resistencia, de esas que requieren constancia, dedicación y enfoque. La vida te pide que alimentés tu motivación con el recordatorio constante, de manera positiva, de tus propósitos y metas. Nada de “hecharse a morir”, eso no nos luce, si nos planteamos metas de fin de año y nos comprometimos con ellas, pues debemos ser leales y coherentes con lo que queremos lograr.

Es probable que la mayoría de personas que me lean, hoy miércoles de Semana Santa, estarán a unas horas de salir de vacaciones largas, tendrán un par de días para compartir en familia, disfrutar un poquito más de su camita, leer un libro, ponerse al día de su serie favorita, disfrutar de sus hijos(as), de sus parejas. Y abrán otros, como Yo, que vamos a estudiar, a terminar un par de proyectos laborales pendientes, atender a Mi Abue, disfrutar de mis padres, entrenar mucho y disfrutar de los amigos(as).

Cuento largo hecho corto, estas fechas nos vienen bien para disfrutar de lo que usualmente no hacemos, porque “no nos da el tiempo”. ¿Has considerado reflexionar un poco? Alimentar tu espiritualidad, tu fé –empezando por creer en vos-, en “bajar el gas” y tomarte un chance para conectar con tus propias emociones.

Y aquí es donde Yo me llamo al “orden”, usualmente éste tipo de fechas son vistas como las vacaciones deseadas, después de los altos niveles de estrés o ansiedad con los que vivimos, sin embargo, éstas fechas también vienen acompañadas de ¡sol, playa y arena… además de los bikinis, las selfies y las bebidas alcohólicas! ¡Vamos, no te dejés engañar! Que no necesitás de excesos para pasártela bien.

Que si las finanzas personales no resultaron a como querías, no necesitás salir de casa para disfrutar y desestresarte, podés salir al patio de tu casa, poner la manguera y matizar un poco. Que si te toca estar sola(o), no hay conocidos cerca, no pasa nada, estas con la persona más importante de tu vida: ¡VOS! Preparate una cenita rica, tomá una duchita caliente, elegí una peli –de tus preferidas- e instalate, disfrutá de tu compañía, solo así sabrás que terceros disfrutaremos de Vos cuando compartamos juntos.

No nos dejemos engañar con esa ficción comercial de que para ser feliz necesitamos bacanalear, no necesitás salir de tu casa para ser feliz, siempre y cuando activés tu creatividad para pasarla bien con lo que tenés.

Has escuchado de las “3B”: ¡Bueno, Bonito y Barato! No necesitás gastar lo que no tenés para disfrutar, ni exponer tu vida o la de tus acompañantes con excesos y estímulos externos. El placer o “liberación” momentánea que te producen los estímulos, no valen el peligro al que te exponés o los riesgos que corrés.

La vida es más simple de lo que pensamos, si aún no cumplimos las metas que nos propusimos, no nos autoflagélemos, no nos ocultemos en el licor o en el “party” para dejarlos pasar, no evitemos nuestros compromisos, solo seamos un poco más autocompasivos con nosotros mismos y aprovechemos estas fechas para renovar nuestras metas, llenar el tanque de energía y seguir viviendo… disfrutando!

¡Vamos, no te dejés engañar por los estímulos externos, las respuestas están en Vos, mientras más limpio(a)… mejor, mas conciente, mas auténtico(a), más Vos!


Comments

  1. Hola Lyhelis, he leido mucho de los blogs que has compartido en tus redes sociales y este que acabo de leer y compartir con amistades, me ha encantado. Me gusta mucho tu deseo de hacer conciencia sobre el valor de compartir con la familia y amigos sin llegar a cosas extremas o que realmente no son significativas para nuestras vidas. Estoy muy de acuerdo contigo que para disfrutar o divertirse no necesitamos de excesos como los que mencionaste. De verdad muchas gracias por compartir ideas tan positivas y querer sembrar esa semilla de reflexion en las cosas que realmente deberian ser significativas en nuestras vidas.

  2. Querida Ena!
    Qué gusto recibir tu mensaje 🙂 y saber que juntas queremos generar valor agregado en nuestras vidas y en nuestro entorno. Te envío un fraterno abrazo, lleno de gratos recuerdos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *